Ley de Economía Sostenible y Propiedad Horizontal

Publicado el 28 de Abr de 2011 en las categorias de: Administracion de Fincas | No hay comentarios »

Hemos recibido de parte del Servicio Jurídico del Colegio de Administradores de Fincas una nota sobre la reciente aprobación de la Ley de Economía Sostenible Ley 2/2011 y la introducción de un criterio interpretativo por parte de dicha ley, en concreto dentro del Artículo 111 de la Ley de Propiedad Horizontal.

Todavía no está claro cual será el uso que la realidad hará de dicho criterio interpretativo, pero creo conveniente reproducir el texto dentro de nuestra web:

“Artículo 111. Obras e instalaciones necesarias para la mejora de la calidad y sostenibilidad del medio urbano.
1. La Administración competente puede ordenar, en la forma, los términos y plazos que establezca la legislación aplicable, la realización de obras de mejora hasta el importe máximo del deber legal, además de por motivos turísticos y culturales recogidos en la legislación aplicable, en el supuesto de que la construcción o el edificio de que se trate quede afectado por un programa, plan o cualquier otro instrumento legal de rehabilitación de viviendas aprobado y en vigor, y se refieran a obras que sirvan para garantizar los derechos reconocidos por Ley a las personas,
especialmente las que padezcan alguna discapacidad, o vengan impuestas por normas legales sobrevenidas por razones de seguridad, adecuación de instalaciones y servicios mínimos, reducción de emisiones e inmisiones contaminantes de cualquier tipo y las necesarias para reducir los consumos de agua y energía.
La aprobación de los programas, planes e instrumentos y la orden de ejecución de las obras, aludidos en el párrafo anterior, comportan la declaración de la utilidad pública o, en su caso, el interés social, a los efectos de la expropiación forzosa de los bienes y derechos necesarios para su ejecución.
2. Las obras a que se refiere el apartado anterior tienen, a los efectos de la Ley 49/1960, de 21 de julio, sobre propiedad horizontal, el carácter de necesarias que deben ser obligatoriamente costeadas por los propietarios de la correspondiente comunidad o agrupación de comunidades, no siéndoles de aplicación las reglas del artículo 17 de dicha Ley y debiéndose limitar el acuerdo de la Junta correspondiente a la distribución de la derrama pertinente y la determinación de los términos de su abono.
Lo dispuesto en el párrafo anterior no será de aplicación cuando la unidad familiar a la que pertenezca alguno de los propietarios que forman parte de la comunidad tenga ingresos anuales inferiores a 2,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), excepto en el caso de que las subvenciones o ayudas públicas a las que esa unidad familiar pueda tener acceso impidan que el coste anual repercutido de las obras que le afecten, privativas o en los elementos
comunes, supere el 33 % de sus ingresos anuales.
3. La conformidad o autorización administrativas del proyecto técnico de
cualesquiera de las obras de mejora a que se refiere el apartado primero o, en su caso, la orden administrativa de ejecución de éstas determina la afección real directa e inmediata, por determinación legal, de las fincas constitutivas de elementos privativos de regímenes de propiedad horizontal o de complejo inmobiliario, cualquiera que sea su propietario, al cumplimiento del deber de costear las obras. La afección real se hace constar en el Registro de la Propiedad mediante nota al margen de la inscripción de dominio, con constancia expresa de su carácter de garantía real y con el mismo régimen de preferencia y prioridad
establecido para la afección real al pago de cuotas de urbanización en las actuaciones de transformación urbanística.
4. La ocupación de elementos comunes del edificio o el complejo inmobiliario privado por obras e instalaciones de rehabilitación a que se refiere este artículo no requiere el consentimiento ni de los propietarios integrantes de la comunidad correspondiente o de esta última en el primer caso, ni de las comunidades integrantes de la agrupación de las comunidades en el caso del complejo inmobiliario.
5. La ocupación de aquellas partes de pisos o locales de edificios destinados predominantemente a uso de vivienda y constituidos en régimen de propiedad horizontal que sea indispensable para la instalación de servicios comunes que, siendo legalmente exigibles, estén previstos en planes, programas o instrumentos de rehabilitación y, en todo caso, el de ascensor, se declara necesaria para su expropiación en beneficio de la correspondiente comunidad de propietarios o agrupación de éstas, siempre que se cumplan las siguientes condiciones:
a. Resulte inviable técnica o económicamente cualquier otra solución.
b. Quede garantizado el respeto de la superficie mínima y los estándares
exigidos para locales, viviendas y espacios comunes de los edificios.
6. La ocupación de las superficies de espacios libres o de dominio público, que sea indispensable para la instalación de servicios comunes que, siendo legalmente exigibles, estén previstos en planes, programas o instrumentos de rehabilitación y, en todo caso, el de ascensor, se declara, causa suficiente para su desclasificación y, en su caso, desafectación y enajenación posterior a la comunidad o agrupación de
comunidades de propietarios correspondiente, siempre que se cumplan las siguientes condiciones:
a. Resulte inviable técnica o económicamente cualquier otra solución.
b. Quede garantizado el respeto de la superficie mínima y los estándares
exigidos para espacios libres y dotaciones públicas, así como la funcionalidad del dominio público, en los casos en que se trate de la ocupación de cualquiera de los espacios citados.
La ocupación de suelo por las instalaciones del ascensor, tales como vestíbulos, descansillos y acceso a viviendas derivados de la instalación, así como del subsuelo y vuelo correspondientes, objeto de la desclasificación como espacio libre y, en su caso, desafectación del dominio público a que se refiere el párrafo anterior, no es computable en ningún caso a efectos del volumen edificable ni de distancias
mínimas a linderos, otras edificaciones o la vía pública.”

El Stock de viviendas nuevas bajo por primera vez en 2010 desde 2008

Publicado el 27 de Abr de 2011 en las categorias de: Noticias, Venta | No hay comentarios »

Nos encontramos en la web RealEstate press la noticia sobre la disminución del llamado “Stock inmobiliario”. Es una fácil deducción si tenemos en cuenta que la venta ha seguido produciéndose (lógicamente en menores cantidades que años anteriores) y que la construcción está prácticamente parada desde hace un año y medio. No es sencillo numerar la cantidad de inmuebles de obra nueva que se encuentran hoy en día a la venta, puesto que para ello se debería identificar también quién está vendiendo hoy en día las promociones.

Desde Fincas Torrenueva, le recomendamos que si va ha comprar un piso en Zaragoza, consulte con un especialista que le asesore durante la venta, para evitar problemas legales a la hora de realizar los pagos y recibir su vivienda en condiciones.

A continuación os dejo el texto de la noticia:

El stock de viviendas nuevas sin vender descendió por primera vez en 2010 al situarse en 684.958 inmuebles, un 1,7 por ciento, menos que las 686.143 del año anterior, según el último boletín trimestral de la Asociación Hipotecaria Española, AHE, con datos del Ministerio de Fomento.

Este descenso se debe, principalmente, al ajuste que viene realizando el sector por el lado de la oferta. Así, en 2010 se terminaron 257.443 viviendas, un 33,4 por ciento menos, mientras que las viviendas vendidas, incluye autopromoción, cayeron un 17,3 por ciento, hasta los 258.628 inmuebles.

Así, durante el pasado año se vendieron 1.185 viviendas más de las que se terminaron y, por primera vez en la serie histórica que recoge la AHE desde 2004, se absorbió parte del stock.

Con todo, la bolsa de viviendas sin vender sigue siendo un 65,2 por ciento superior a la que había en 2007, cuando comenzó la crisis, y se ha multiplicado por más de 6,5 en los últimos siete años.

La AHE explica que los cambios en materia fiscal que se produjeron a lo largo de 2010, incremento del IVA y eliminación de la deducción por compra para rentas superiores a 24.000 euros, “afectaron al calendario de compra de los hogares”, con un repunte de las transacciones en el segundo y cuarto trimestre del año.

De cara a 2011, la asociación señala que “es probable que durante la primera mitad del año, y especialmente en el primer trimestre, el volumen de transacciones en el mercado pueda verse afectado de forma negativa” por el fin de este efecto fiscal.

Sin embargo, añade que “la necesaria estabilización del entorno económico y la recuperación de la confianza hacen prever que en el transcurso del año se vaya produciendo la reactivación de una parte de la demanda”.

Según argumenta, esta demanda había aplazado en los últimos tres años sus decisiones de compra como consecuencia de las incertidumbres sobre la evolución económica y del empleo, así como sobre el comportamiento de los precios inmobiliarios en el corto y medio plazo.

Fuente