Blanco insta a bajar los precios para dar salida al «stock»



Los tiempos en que la vivienda era un activo para especular no van a volver. El proceso para acabar con los pisos sin vender es delicado, pero no eterno. El alquiler seguirá siendo uno de los puntales de la política de vivienda. Tenemos la obligación de que nunca más se vuelva a producir una burbuja.

Precios, stock, especulación… Las primeras palabras del ministro de Fomento, José Blanco, ante la Comisión de Vivienda del Congreso de los Diputados, se han referido a todos los grandes temas, que también son los más espinosos, del mercado inmobiliario.

En esta primera comparecencia tras asumir las competencias del extinto Ministerio de Vivienda, Blanco, ha instado a «ofrecer precios más competitivos en aquella tipología de vivienda y suelo en que el exceso de oferta es más evidente», ya que es «un error retrasar decisiones de venta pensando que la situación del mercado inmobiliario es un mero bache en el camino».

El ministro ha afirmado que «los tiempos en los que la vivienda y el suelo eran activos que podían ser retenidos, únicamente para especular, no van a volver», y aunque ha pasado «lo más duro del ajuste», la normalidad «nunca consistirá en producir el triple de vivienda de la necesaria» o que «los precios crezcan tres veces más que los salarios».

Con el stock a cuestas
En todo caso, ha querido dejar claro que el papel del Estado en la reducción del stock en la actualidad es «limitado», y ha agregado que acabar con el exceso de pisos sin vender «es un proceso delicado, que no puede hacerse de golpe, pero tampoco puede eternizarse».

Como medidas destinadas a reducir significativamente este excedente ha anunciado la creación a partir de enero de una comisión permanente con representantes del Gobierno, el sector financiero y el inmobiliario, en la que se compartirán estrategias para la elaboración de paquetes de viviendas y suelo susceptibles de ser ofertados en el mercado nacional e internacional.

Asimismo, ha adelantado que la Sociedad Pública de Alquiler (SPA) firmará el próximo 16 de diciembre un acuerdo con Caja Madrid para sacar parte de su stock de viviendas en régimen de alquiler. Este acuerdo se suma a los firmados previamente con Bancaja, La Caixa, la división inmobiliaria del Santander y con la Caja del Mediterráneo. Todos ellos se enmarcan en el convenio marco firmado con la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) en el mes de mayo para contribuir a dar salida a los activos inmobiliarios de estas entidades financieras.

Apuesta firme por el alquiler
El ministro ha reafirmado la intención del Gobierno de acabar en enero de 2011 con la deducción de ayuda a la compra de vivienda habitual a partir de 24.000 euros de renta anual, para así incentivar el alquiler. «La decisión entre alquilar y comprar debe determinarse por preferencias individuales y no por los incentivos fiscales», ha dicho.

Y es que, el régimen de arrendamiento parece que seguirá siendo uno de los puntales de la política de vivienda. En este sentido, Blanco ha afirmado que España tiene que acercarse a Europa en el mercado del alquiler, y para ello se está preparando una nueva línea de financiación con fondos del Banco Europeo de Inversiones, articulada a través del ICO, para su eventual firma antes de fin de año. Dicha línea financiará la promoción de vivienda protegida en régimen de alquiler a 25 años, y la intención del Gobierno impulsarla antes de que finalice el año 2010.

En lo que atañe a la compra, el titular de Fomento ha aseverado que su tarea principal será reforzar la seguridad jurídica de los compradores, en especial de los extranjeros, a través de una serie de medidas que serán explicadas en una ronda informativa internacional.

Las iniciativas para garantizar que las propiedades compradas en España están «en regla», incluirán que cuando se inicie un expediente de ilegalidad de la licencia no perjudique al comprador salvo que conste en el registro por anotación preventiva. En este punto, ha insistido en que el Gobierno no se olvida de la VPO: «Vamos a seguir dando un impulso a la vivienda protegida, para favorecer el acceso de las personas con mayores dificultades»

Sobre la rehabilitación, la que fuera otra de las grandes apuestas del departamento de Vivienda en los últimos años, el Ejecutivo quiere también «facilitar al máximo» la financiación de forma que se puedan obtener préstamos con un tipo de interés «tan a atractivo como la hipoteca, pero con una tramitación tan sencilla como un crédito personal».

Una «burbuja» que viene de atrás
El ministro ha señalado que «la burbuja inmobiliaria viene de atrás», pero que sus consecuencias se están pagando ahora, y ha acusado de esta situación al crecimiento del crédito alrededor del año 2000, que ha derivado en que las entidades financieras tengan ahora activos potencialmente afectados por el sector inmobiliario por valor de 181.000 millones de euros.

«Todas las administraciones con competencias en la materia tenemos la obligación de controlar que nunca más se vuelva a producir una burbuja inmobiliaria en nuestro país», ha dicho.

Pero sobre todo ha responsabilizado de la burbuja a la «especulación» favorecida por la Ley del Suelo de 1998, que hizo multiplicar el valor del metro cuadrado un 467% en seis años.

Fuente: Su Vivienda El Mundo 30/11/10

Esta entrada fue publicada el martes 30 noviembre 30UTC 2010 a las 7:03 pm y está englobada en las categorias: Noticias. Puedes seguir los comentarios y actulizaciones de este post a traves de RSS 2.0 feed.
Si lo deseas, puedes dejar un comentario, o enlazarnos desde tu página.
0) { alert('Please place your cursor in 'Name' box to start your message'); this.value = val.substring(0,0); emailform.focus() } this.form.count.value=0-parseInt(this.value.length);>

Dejar un comentario

Nombre (*)
Mail (will not be published) (*)
URI
Comentario