La financiación del nuevo Campo del Zaragoza se complica



Desde el Heraldo de Arag√≥n nos cuentan que el Ayuntamiento de Zaragoza est√° optando por la cesi√≥n o venta de suelo p√ļblico para poder pagar el nuevo estadio de f√ļtbol del Real Zaragoza. Aunque a√Īos atr√°s, este tipo de acciones eran m√°s o menos sencillas y tan solo se controlaban para evitar que las plusval√≠as fueran a parar a manos particulares, la situaci√≥n actual hace que los suelos sean los mayores afectados por las bajadas de precios. Posiblemente, el coste de la construcci√≥n del Campo de f√ļtbol (un proyecto muy ambicioso) no pueda ser realizado de la misma manera que anteriormente, y por ello, en la misma noticia tambi√©n se comentan otras posibles salidas a la financiaci√≥n de la obra.

La realidad ha hecho que los Ayuntamientos, también afectados por la crisis inmobiliaria, deban buscar nuevas vías de financiación ante la obsolescencia de las fórmulas anteriores.

A continuación os dejo la noticia original del Heraldo de Aragón:

El Ayuntamiento de Zaragoza se decanta ahora por un modelo de financiaci√≥n para el futuro campo de f√ļtbol que pase por pagar con suelos p√ļblicos las obras de construcci√≥n, pese a la grave crisis que arrastra el sector inmobiliario. Esta es la opci√≥n m√°s factible, aunque los responsables del gobierno municipal PSOE-PAR valoran otras dos soluciones, que tambi√©n incluyen el pago en terrenos como salida econ√≥mica: una colaboraci√≥n p√ļblico-privada por la que una contratista se queda con el paquete completo del estadio (construcci√≥n y explotaci√≥n) o un derecho de superficie, mediante el que a cambio de un canon por el suelo la adjudicataria se quedar√≠a con la edificaci√≥n y gesti√≥n del complejo. A la espera de que se defina el modelo de financiaci√≥n, el gobierno quiere licitar las obras en marzo, aunque su adjudicaci√≥n quedar√≠a para despu√©s de las elecciones.

La soluci√≥n m√°s viable es la de recurrir a un contrato de obra municipal convencional, frente a la concesi√≥n de obra p√ļblica que se previ√≥ en el convenio firmado por el Ayuntamiento y la DGA. Aquella soluci√≥n pasaba por adjudicar a una empresa la construcci√≥n y mantenimiento a cambio de un canon anual que pagaban las administraciones, pero el problema era que computaba deuda. Pero ahora la construcci√≥n y el mantenimiento se sacar√≠an a concurso y una sociedad gestora, en la que estar√≠a el Ayuntamiento, la DGA y el Real Zaragoza, se encargar√≠a de la explotaci√≥n econ√≥mica del complejo. Esta f√≥rmula de contrataci√≥n no eleva la deuda, que es la condici√≥n que en todo momento se han impuesto las administraciones p√ļblicas para embarcarse en el proyecto.

Para abonar los 131 millones de euros que cuesta el nuevo estadio de San Jos√©, se plantea el pago en especie, es decir, con suelo. El 50% del valor se sufragar√≠a al comienzo de las obras con cargo a la parcela anexa al estadio de La Romareda, que dispone de 42.000 metros cuadrados edificables para usos terciarios (oficinas, comercios y hotel). El resto se abonar√≠a cuatro a√Īos despu√©s. Esos pagos se podr√≠an incluir en el presupuesto municipal, divididos en ocho anualidades, pese a las dificultades econ√≥micas que arrastra el Ayuntamiento. La otra soluci√≥n es recurrir a parcelas de suelo por el mismo importe o incluso a permutas con la adjudicataria.

En la operaci√≥n, similar a la que plante√≥ el PP en 2002, podr√≠a entrar el solar del estadio de La Romareda. Aunque el Ayuntamiento ha tratado de aparcar este asunto, consciente de la pol√©mica que suscitar√°, ya se han llegado a debatir soluciones que pasar√≠an por recalificar el solar del actual campo de f√ļtbol para construir entre 400 y 500 viviendas y destinar esos recursos al estadio. Aunque el pago con suelo es la propuesta que tiene m√°s visos de prosperar, la situaci√≥n en la que se encuentra el mercado inmobiliario, con una grave crisis de ventas de pisos y los recelos del mercado financiero a los proyectos vinculados al ladrillo, no despeja del todo las dudas en torno al proyecto.

Adem√°s de esta primera opci√≥n, el Ayuntamiento de Zaragoza tiene otras dos, en las que el suelo tambi√©n es herramienta de financiaci√≥n. La primera es una colaboraci√≥n p√ļblico-privada, por la que la empresa adjudicataria se encargar√≠a del proyecto global. Se establece la posibilidad de pagar en especie en etapas de cuatro a√Īos (primera entrega el cuarto a√Īo, la segunda el octavo…). El problema es que este modelo necesita de un «di√°logo competitivo» entre empresas invitadas que podr√≠a retrasar el proceso un a√Īo.

Otra soluci√≥n es la de constituir un derecho de superficie para que una empresa pudiera construir, mantener y explotar el estadio. Esta propuesta ha partido de alguna empresa que se ha dirigido al Ayuntamiento de Zaragoza. En un primer tramo, el Consistorio cobrar√≠a un alquiler por el suelo, pero en el segundo tendr√≠a que abonar las correspondientes anualidades por la obra civil, con un periodo de carencia inicial de tres o cuatro a√Īos. Tambi√©n se establece la posibilidad de pagar con suelo. No obstante, el problema es que tambi√©n existe riesgo de que compute deuda p√ļblica.

Esta entrada fue publicada el mi√©rcoles 19 enero 19UTC 2011 a las 11:23 am y está englobada en las categorias: Noticias. Puedes seguir los comentarios y actulizaciones de este post a traves de RSS 2.0 feed.
Si lo deseas, puedes dejar un comentario, o enlazarnos desde tu página.
0) { alert('Please place your cursor in 'Name' box to start your message'); this.value = val.substring(0,0); emailform.focus() } this.form.count.value=0-parseInt(this.value.length);>

One Trackback/Ping

  1. Tweets that mention Fincas Torrenueva ¬Ľ La financiaci√≥n del nuevo Campo del Zaragoza se complica -- Topsy.com    Ene 19 2011 / 12pm

Dejar un comentario

Nombre (*)
Mail (will not be published) (*)
URI
Comentario