Calle Alfonso I: Calles del Casco Hist├│rico de Zaragoza

Publicado el 26 de Nov de 2010 en las categorias de: calle, General | 6 Comentarios »

Puede que la Calle Alfonso I sea el equivalente a la conocida Calle Preciados de Madrid, es decir, estamos hablando de una de las calles c├ęntricas m├ís transitadas de la ciudad. Es una calle relativamente reciente, puesto que hasta finales del Siglo XIX no fue creada, pero desde sus inicios ya dej├│ bien claro que es una de las calles donde muchas de las familias adineradas se alojar├şan. Actualmente, queda poco de aquellas familias, y en mayoritariamente lo que alojan los edificios de la calle son oficinas de todo tipo. Su reciente peatonalizaci├│n, y su localizaci├│n tan c├ęntrica ha favorecido que los locales comerciales de la calle sean de los m├ís buscados y valorados en la ciudad.

El monarca que pone nombre a dicha calle es Alfonso I el Batallador, rey de Arag├│n que en el a├▒o 1118 logr├│ la reconquista de la ciudad para el Reino de Arag├│n. Tuvo un corto matrimonio con Do├▒a Urraca, lo que le convirti├│ durante unos a├▒os en el «Emperador de Le├│n y rey de toda Espa├▒a». Posiblemente la importancia hist├│rica de este personaje fuera tan grande y tan ef├şmera que actualmente no haya logrado calar en la cultura popular de los ciudadanos.

Esta calle tiene su inicio en el Coso Zaragozano y termina en la Plaza del Pilar, por lo que pasear por esta calle supone disfrutar de las vistas a la Basilica del Pilar. Los turistas que visitan la ciudad bien lo saben, y se suele usar de camino para llegar a la Plaza del Pilar, de la misma forma que ocurre en la Ofrenda de Flores que se realiza a la Virgen el D├şa del Pilar.

Los locales, en gran medida est├ín ocupados por tiendas de moda (curiosamente, muchos de ellos de vestidos de boda) y alg├║n comercio hostelero. Adem├ís de estos, podemos encontrar alguna longeva administraci├│n de loter├şa y tiendas de recuerdos que hacen las delicias del turista ocasional. Los edificios que alojan dichos locales son lujosos y majestuosos, lo que incide m├ís a├║n en la categor├şa de esta calle dentro de la ciudad, que cada pocos metros es cruzada por una calle que nos da paso, entre otros, al Tubo.