El Tribunal Supremo obliga a BBVA y Cajamar a retirar las Clausulas suelo de sus hipotecas

Publicado el 13 de Jun de 2013 en las categorias de: Noticias, Venta | No hay comentarios »

clausula suelo

Tras la última aclaración del Tribunal Supremo la noticia del día es la decisión del Banco Bilbao Vizcaya y Cajamar de retirar todas las clausulas suelo de sus hipotecas (sin devolver el dinero cobrado de más por aplicarlas anteriormente), en vista de que la Sentencia del Supremo podría llevarles a numerosos juicios de reclamación que previsiblemente terminarían condenándolos. Se desconoce si el resto de entidades que aplicó clausulas suelo en sus hipotecas se plantean imitar esta medida, pero podría ser una buena medida de imagen para una Banca que actualmente no goza de mucha simpatía en la población española.

El Tribunal Supremo aclaró ayer su sentencia del 9 de mayo sobre la legitimidad de las cláusulas suelo en las hipotecas matizando que serán nulas todas las que no sean absolutamente transparentes, informan todos los diarios. Aunque el Supremo considera “lícito” el concepto en sí, exige un nivel de transparencia e información al firmante que, en la práctica, deja sin efecto buena parte de las cláusulas en vigor. BBVA o Cajamar anunciaron ayer que dejarán de aplicar las cláusulas suelo de toda su cartera hipotecaria, con efecto desde el 9 de mayo. La aclaración del Supremo responde directamente a una cuestión presentada por BBVA, Cajamar y Novagalicia -cuyos servicios jurídicos seguían estudiando el auto anoche- para concretar en qué supuestos deben anularse las cláusulas suelo según la sentencia.
Algunos juristas consideran que la decisión es más reputacional que por imposición legal. El resto del sector valora si seguir sus pasos y extinguir las cláusulas suelo del panorama hipotecario. En la citada sentencia, el Supremo definía como causa de nulidad seis supuestos. Uno, que la hipoteca tuviera “apariencia de un contrato de préstamo a interés variable” cuando el cliente no siempre se beneficia de una rebaja del precio del dinero. Dos, “la falta de información suficiente de que se trata de un elemento definitorio” del contrato. Tres, “la apariencia de que el suelo tiene como contraprestación inescindible la fijación de un techo”. Cuatro, “su ubicación entre una abrumadora cantidad de datos entre los que quedan enmascaradas y que diluyen la atención del consumidor en el caso de las utilizadas por el BBVA”. Cinco, “la ausencia de
simulaciones de escenarios diversos” que reflejen cómo afectan al cliente diferentes comportamientos del euríbor. Y seis, la “inexistencia de advertencia previa clara y comprensible sobre el coste comparativo con otros productos de la propia entidad”. Las entidades señaladas habían cuestionado al alto tribunal sobre si hacía falta que se diesen a la vez todas estas
condiciones para anular una cláusula suelo, a lo que el Supremo contestó ayer que “no es preciso que concurran de forma simultánea todas las circunstancias”. En la práctica, eso supone que encontrar uno solo de los abusos reseñados en la hipoteca daría fundamento al cliente para recurrir su nulidad. El auto, en todo caso, hace hincapié en que la clave de la validez de la cláusula radica en que el cliente esté perfectamente informado. Con todo, el Supremo también aclara que “las cláusulas suelo pueden ser nulas aunque el consumidor se hubiera visto beneficiado durante un tiempo por las bajadas del índice de referencia”. Finalmente, el auto recuerda que la sentencia no tiene efectos retroactivos por lo que las entidades no estarán obligadas a devolver el dinero a los clientes que, en base a una cláusula abiertamente abusiva, no pudieran beneficiarse de las rebajas del precio del dinero en el pasado. En todo caso, las cláusulas abusivas no serán de aplicación desde el 9 de mayo de este año, que es cuando el Supremo dictó la sentencia, y la fecha que BBVA o Cajamar han tomado de referencia para anularlas de sus contratos.
Más allá de la transformación del modelo hipotecario español que pueda derivarse de la sentencia del Tribunal Supremo, por las exigentes garantías de transparencia que impone sobre las cláusulas suelo hipotecarias para considerarlas válidas, la anulación generalizada de esta cláusula en algunas entidades promete derivar en un importante impacto económico para ellas. En el caso de BBVA, de casi medio millón de hipotecas. “Se estima que con la actual cotización del índice de referencia mayoritariamente utilizado en esos contratos, euríbor a un año, la aplicación de esta medida a la cartera hipotecaria afectada por la sentencia producirá una reducción del beneficio neto después de impuestos en el mes de junio (primer mes completo en el que se aplicará) de 35 millones de euros”, estimaba ayer BBVA en el comunicado remitido a la CNMV. Un golpe que, si se extrapola a 12 meses, arroja un coste de 420 millones de euros anuales, si bien, como aclara la entidad, “en me
ses sucesivos el impacto dependerá de la evolución del euríbor a un año”. Después de todo, el índice se encuentra estos días en niveles cercanos a su mínimo histórico (ayer en 0,504%).
(Cinco Días. Primera página. Página 21. 5 columnas)

Las hipotecas sobre viviendas frenan su caída al 6,8% en julio

Publicado el 27 de Sep de 2010 en las categorias de: General | No hay comentarios »

El número de hipotecas constituidas sobre viviendas moderó su descenso interanual en julio al caer un 6,8% en relación a igual mes de 2009, hasta situarse en 55.570, frente a la bajada del 10,8% experimentado en junio, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con este retroceso interanual, las viviendas hipotecadas encadenan su tercera caída consecutiva tras la de mayo (-2,9%) y Junio (-10,8), y parecen haber entrado en una senda bajista después de haber experimentado repuntes en los cuatro primeros meses del año.

En tasa intermensual, las viviendas hipotecadas aumentaron un 0,8% en julio, frente al descenso mensual del 1,1% experimentado en junio. Por su parte, disminuyó la cifra interanual acumulada de hipotecas constituidas sobre vivienda, de modo que entre enero y julio estos préstamos se redujeron el 1,5% en comparación con el mismo periodo de 2009.

Cae un 1,3% interanual el capital prestado

El importe medio de las hipotecas constituidas sobre viviendas alcanzó en julio los 122.238 euros, lo que supone un 5,9% más que en igual mes de 2009 y un 2,3% más en comparación con el mes precedente. En cuanto al capital prestado para este fin, alcanzó los 6.792,76 millones de euros, el 1,3% menos que un año antes y el 3% más que en junio.

En julio se constituyeron 83.588 hipotecas sobre fincas rústicas y urbanas (dentro de éstas últimas se incluyen las viviendas), cifra que supone un retroceso del 16,5% respecto a igual mes de 2009 y una caída del 4% en tasa intermensual.

El capital de los créditos hipotecarios concedidos bajó un 15,9% en el séptimo mes del año en tasa interanual, hasta situarse en 11.303,6 millones de euros, en tanto que el importe medio de las hipotecas constituidas sobre el total de fincas ascendió a 135.231 euros, un 0,7% más que en julio de 2009 y un 11,7% superior al del pasado mes de junio.

Las cajas de ahorro fueron las entidades que concedieron en julio un mayor número de préstamos hipotecarios, con el 52,1% del total, seguidas de los bancos (37,7%) y otras entidades financieras (10,2%). En cuanto al capital prestado, las cajas concedieron el 46,4% del total, los bancos el 43,7% y otras entidades financieras el 9,9%.

Tipo de interés del 3,77%

El tipo de interés medio en julio fue del 3,77%, lo que supone un descenso del 13,5% en tasa interanual y del 4,1% respecto a junio de 2010.

En julio, el tipo de interés medio de los préstamos hipotecarios de las cajas de ahorros fue del 3,93% y el plazo medio de 23 años. En cuanto a los bancos, el tipo medio de sus préstamos hipotecarios fue del 3,59% y el plazo medio de 22 años.

El 96,2% de las hipotecas constituidas en julio utilizó un tipo de interés variable, frente al 3,8% de tipo fijo. Entre los variables, el Euríbor es el tipo de referencia más utilizado en la constitución de hipotecas, en concreto figura en el 89,6% de los nuevos contratos.

En julio, el número total de hipotecas con cambios en sus condiciones fue de 37.935, con un descenso interanual del 24,8%. En el caso de viviendas, el número de hipotecas que modificaron sus condiciones fue de 22.799, un 31,6% menos que en julio de 2009.

Cambios en las condiciones de la hipoteca

Atendiendo a la clase de cambio en las condiciones, en julio se produjeron 31.143 novaciones (o modificaciones producidas con la misma entidad financiera), con un descenso interanual del 22,6%.

Por su parte, el número de préstamos que cambiaron de entidad fue de 4.335, un 42,8% menos en tasa interanual. Por su parte, en 2.457 hipotecas cambió el titular del bien hipotecado (subrogaciones al deudor), lo que supone un descenso del 6,5%.

De las 37.935 hipotecas con cambios en sus condiciones durante el mes de julio, el 36,7% se debieron a modificaciones en los tipos de interés.

El porcentaje de hipotecas a tipo de interés fijo se redujo después del cambio de condiciones (desde el 3,3% hasta el 1,3% del total), ya que la mayoría de estos préstamos pasaron a estar referenciados a un tipo variable.

Dentro de la estructura de tipos de interés, el Euríbor fue la principal referencia. El interés medio más bajo antes y después del cambio fue el correspondiente a otros tipos de interés, que pasa del 4,38% al 3,12%.

Tras la modificación de condiciones, el interés medio de los préstamos disminuyó 0,83 puntos en las hipotecas a tipo fijo y 1,21 puntos en las hipotecas a tipo variable.

Además, en julio se cancelaron registralmente 47.406 hipotecas, un 8,7% más que en el mismo mes de 2009. Las hipotecas canceladas sobre fincas rústicas se redujeron un 10,2% y las canceladas sobre fincas urbanas aumentaron 9,4%. Las cancelaciones de hipotecas constituidas sobre viviendas se incrementaron un 9,1% en tasa interanual.

Por comunidades

El número de fincas con hipoteca constituida por cada 100.000 habitantes fue mayor en La Rioja (502) y Baleares (305). Las comunidades con las mayores tasas de variación fueron La Rioja (13,7%) y Asturias y Cataluña (6,3% cada una), mientras que las evoluciones más negativas se dieron en Aragón (-45,3%) y Cantabria (-44,9%).

Las comunidades autónomas con mayor importe medio hipotecado fueron Extremadura (201.245 euros) y Comunidad de Madrid (200.767 euros). Las comunidades con mayores tasas de variación positivas fueron Extremadura (74,2%) y Cantrabria (33%). Las evoluciones más negativas se dieron en La Rioja (-23,9%) y en Navarra (-22,5%).

Las comunidades en las que el número de fincas con cambios en sus condiciones por cada 100.000 habitantes fue mayor fueron La Rioja (309) y Comunidad Valenciana (181). Las que tienen mayor número de hipotecas canceladas registralmente por cada 100.000 habitantes fueron La Rioja (249) y Murcia (172).

Aumenta el crédito a las familias aupado por la rehabilitación

Publicado el 20 de Sep de 2010 en las categorias de: General | No hay comentarios »

El crédito a las familias ha tenido un avance del 1,2 por ciento en el segundo trimestre del año. Según datos que publicó el viernes  el Banco de España, la causa de este cambio de tendencia en el dinero que los hogares tienen pendiente de devolver a la banca, tras el recorte de los tres primeros meses del año, es que se siguen concediendo hipotecas.

Sin embargo, también cobra fuerza la apuesta por la rehabilitación, una de las bazas del Gobierno para superar el bache de la crisis inmobiliaria, y una alternativa para quien no puede comprarse un nuevo piso.

Si los préstamos para comprar vivienda crecieron un exiguo 1,2 por ciento, frente al dato del primer trimestre, el aumento para las reformas lo hizo el 2,5 por ciento. Frente a ellos, los créditos al consumo concedidos a las familias retrocedieron un seis por ciento debido al recelo de las entidades financieras y la menor demanda. Por su parte, la financiación a las empresas rompió con cuatro trimestres consecutivos a la baja al aumentar un 0,9 por ciento..

La cautela con la que las entidades afrontan la concesión de préstamos tiene su explicación en el aumento de la morosidad. El deterioro económico, la crisis inmobiliaria y el auge del paro han disparado el volumen de créditos de dudoso cobro, aquellos con más de tres cuotas impagadas. Según el Banco de España, la morosidad volvió a subir en julio, hasta el 5,47 por ciento, tras un ligero descenso en junio, hasta alcanzar los 100.475 milloones de euros.

Por tipo de entidades, las cajas han vuelto a superar en julio a los bancos en tasa de mora tras cambiar sus posiciones en junio por primera vez desde 2005. En concreto, las primeras registran una tasa del 5,51 por ciento con 48.022 millones frente al 5,37 por ciento de las segundas, que acumulan 43.482 millones de difícil cobro. En ambos casos, aumenta el porcentaje frente al mes anterior.

Por su parte, las cooperativas de crédito o cajas rurales vieron subir de nuevo su tasa morosa, al pasar del 4,10 por ciento de junio al 4,22 por ciento de julio, mientras que los Establecimientos Financieros de Crédito, EFC, registraron una tasa de impago del 10,13 por ciento, idéntica a la del mes anterior y cerca del doble que cualquiera del resto de entidades.

En el caso de los promotores inmobiliarios, la morosidad se eleva hasta el 11,21 por ciento en el segundo trimestre, 39 puntos básicos más que en el primer trimestre, su nivel más alto desde que se inició la crisis.

Los bancos cuentan con una tasa de impagos inmobiliarios más alta, hasta el 12,08 por ciento, mientras que las cajas se sitúan por debajo, con una ratio del 10,69 por ciento. El récord en impagos de promotores se alcanzó en diciembre de 1993, cuando tocó un nivel del 13,1 por ciento. Todo indica que esta cifra histórica podría verse superada.

Fuente: RealEstate Press