los riesgos no son tan grandes en 2011 y a medio plazo la perspectiva es buena

Publicado el 17 de Dic de 2010 en las categorias de: Noticias | 1 Comentario »

Suave soplo de optimismo sobre la economía española. El director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, ha señalado que España está actuando para afrontar sus problemas fiscales. «No veo que sus riesgos sean tan grandes en 2011», dijo.

«No soy pesimista respecto a la economía española», dijo en Washington, añadiendo que las perspectivas a medio plazo para España eran «bastante buenas», informa Reuters.

Las declaraciones de Strauss-Kahn suponen un balón de oxígeno para el Gobierno y llegan justo un día después de que la agencia de calificación Moody’s anunciara que ponía el ráting ‘Aa1’ de España en revisión para una posible rebaja debido a las tensiones sobre su deuda y a sus necesidades de refinanciación en 2011. Y también de que el banco de inversión Bank of America Merrill Lynch señalase en un informe global que España posiblemente necesitará acudir al plan de rescate.

Respecto al efecto dominó en Europa sobre el contagio de los problemas de deuda, Strauss-Kahn se mostró menos optimista. «Estoy preocupado y por eso estoy instando a que los europeos den una solución en conjunto, porque esta aproximación poco a poco obviamente no funciona. Y los mercados solamente están esperando a qué es lo próximo que pase», señaló en un evento organizado por Thomson Reuters.

Precisamente hoy, los líderes de la Unión Europea comenzaron una cumbre en la que debaten la creación de un mecanismo permanente de ayuda para los países de la zona euro con problemas de financiación.

«Todo esto lleva tiempo, ése es probablemente el principal problema estos días», añadió. Strauss-Kahn dijo que la recuperación económica en Europa sigue siendo lenta y las perspectivas para Estados Unidos para 2011 son inciertas.

«Las malas noticias vienen de Europa, donde la recuperación es realmente lenta y donde el crecimiento es el mayor problema a tratar. Luego está Estados Unidos», dijo. «Lo que está pasando en Estados Unidos es muy incierto», añadió.

Fuente: Expasión