Seguridad: Una inundación en mi comunidad de vecinos

Publicado el 27 de Abr de 2015 en las categorias de: Administracion de Fincas, seguros | No hay comentarios »

inundacion edificio zaragoza

Si hay algo que representa Zaragoza es el Río Ebro, uno de los ríos más caudalosos de toda España, que ocasionalmente recibe gran cantidad de agua de los afluentes que desaguan todas las lluvias y nieves del Pirineo Aragonés, causando algunos problemas de inundaciones en zonas rurales, y en algunos barrios de Zaragoza, que necesita tener sistemas especiales para evitar que sus garajes y trasteros se inunden. Otras zonas, como la de Levante, tienen el mismo problema, pero con origen en lluvias torrenciales que se producen en muy  poco espacio de tiempo y con mucho más riesgo para las personas.

No obstante, no hay que olvidar que un torrente de agua puede causar, además de importantes daños materiales, daños alas personas que habitan en esos pisos o casas bajas, que se ven sorprendidos por la subida del cauce en pocas horas. Es importante estar informado de los eventos meteorológicos en fechas de lluvias importantes, con la finalidad de poder evitar (o intentar minimizar) los posibles daños que se puedan causar a nuestro hogar a los nuestros.

A continuación hay una serie de recomendaciones básicas que se deben seguir en los casos de inundaciones:

-Desconectar todos los servicios mediante interruptores y válvulas principales.

-Si se dispone de algún pozo, taparlo herméticamente para evitar que entren escombros o agua sucia.

-Inundar el sótano con agua limpia para impedir la entrada de cieno y sedimentos.

-Evacuar la vivienda tan pronto como se indique por la autoridad competente y llevar consigo las cosas necesarias como gafas, medicinas, alimentos de régimen y ropa adecuada. Si se dispone de tiempo suficiente, tomar también objetos de valor y documentos legales y coloque alimentos, muebles, alfombras, aparatos, ropas, libros, etc lo más alto posible.

QUÉ HACER DESPUÉS DE UNA INUNDACIÓN

-Comprobar los desagües de la instalación de fontanería echando cubos de agua por ellos.

-Hervir o clorar el agua dudosa que tengamos que beber en caso de emergencia.

-Destruir todos los alimentos alcanzados por la inundación.

-Limpiar y secar la casa antes de volver a habitarla.

-De ser posible, utilizar estufas y medios de calefacción para acelerar el proceso de secado.

-Utilizar linternas eléctricas en lugar de cerillas o mecheros al volver por primera vez a casa (puede haber algún escape de gas o concentración de metano en la misma)

-No utilizar la instalación eléctrica hasta que haya sido verificada por un electricista.

-Esperar a que el nivel de la inundación exterior haya descendido por debajo del suelo del sótano antes de bombear o desaguar el agua que lo llena. De no hacerlo así, el incremento de presión del terreno saturado de agua podría causar el derrumbamiento de las paredes.

-Retirar el sedimento de calentadores y conductos de gases y no utilizar ningún motor eléctrico sin asegurarse previamente de que está seco.

-Secar y airear ropas, muebles, alfombras, moquetas, etc, lo antes posible para evitar la formación de moho.

-Retrasar las reparaciones permanentes hasta que la vivienda esté completamente seca.

-Tratar de exterminar a roedores e insectos que hayan podido entrar en la vivienda durante la inundación.

Si necesita algún presupuesto de Seguro Multirriesgo o Responsabilidad Civil para su comunidad de vecinos, puede contactarnos en el 976 204999 o escribir un mail por nuestra página de contacto

Seguridad: ¿Qué hacer ante humedades en la comunidad de vecinos?

Publicado el 13 de Abr de 2015 en las categorias de: Administracion de Fincas, seguros | No hay comentarios »

gotera

Hace más o menos una semana, hacíamos mención a cómo evitar los posibles daños que puede provocar el agua en nuestra comunidad. Ya comentabamos que suele ser un problema de mantenimiento, y que los daños -aunque de gran coste económico- no suelen ir más allá que los propios daños materiales. También comentabamos que en algunas ocasiones no es sencillo encontrar el origen de las humedades, que puede ser muy distinto al que originalmente se puede pensar.

Lo que está claro es que tan solo puede surgir de un número limitado de elementos: Si es una humedad que aparece tras una tormenta, habrá que examinar tejados o desagües pluviales, si es una humedad que gotea durante un poco y luego cesa, seguramente será un atasco en algún desagüe, o una rotura que depende del uso de nuestrso vecinos superiores (solo cuando ponen la lavadora o solo cuando usan la ducha…), si el agua no para de cesar, lo normal es que alguna tubería se haya roto, o alguien se haya dejado un grifo abierto, por lo que la única solución es cortar el agua de esa vivienda (y si eso no fuera posible, cortar la del edificio entero) hasta que llegue el fontanero.

-Si se ha sufrido un derrame por un grifo abierto, después de cerrarlo, recoger inmediatamente el agua utilizando tejidos de gran absorción (toallas, paños de cocina). La fregona no suele absorber grandes cantidades de agua, pero en ocasiones el recogedor puede ser útil para recoger charcos con bastante agua.

-Si el derrame se ha producido por una rotura de tubería, cerrar la llave general de paso, recoger el agua y avisar a un fontanero.

-Si la fuga proviene del piso superior, comunicarlo inmediatamente para que corten el agua y reclamar la reparación de los posibles daños.

-Si la fuga de agua la produce uno mismo al piso inferior, cerrar la llave de paso y no utilizar la instalación hasta que se repare.

-Si las humedades provienen de algún problema en la toma general o en el desagüe del edificio (y se han descartado previamente problemas propios o del vecino superior) llame al Presidente de la Comunidad o al Administrador de la Comunidad para que tomen medidas y manden reparar los daños causados (posiblemente por medio del seguro de la comunidad).

-Hay que tener en cuenta que en las humedades o daños por agua no siempre es fácil averiguar su origen, y aunque en ocasiones parecen tener un origen, finalmente se averigua otro distinto.

Si necesita algún presupuesto de Seguro Multirriesgo o Responsabilidad Civil para su comunidad de vecinos, puede contactarnos en el 976 204999 o escribir un mail por nuestra página de contacto

Seguridad: Cómo evitar daños por agua en la comunidad de vecinos

Publicado el 6 de Abr de 2015 en las categorias de: Administracion de Fincas, seguros | No hay comentarios »

humedad edificio

Creo que es uno de los temas más comunes a la hora de llamar al seguro de la comunidad. Los daños que causa el agua (goteras, humedades,…) normalmente tienen su causa por falta de mantenimiento de elementos comunes: Un tejado que no se limpia desde hace mucho tiempo, o una bajante que por obsoleta o por atasco ha generado humedades en alguna de las viviendas o locales de la comunidad de vecinos son los dos motivos principales por los que se suele llamar al seguro, tanto del vecino particular como de la comunidad en general. Tratamos que las comunidades que administramos en Zaragoza realicen un buen mantenimiento de sus elementos comunes, aunque no siempre es posible anticiparse a eventos de este tipo (sobre todo cuando son edificios que fueron construidos hace muchos años,… o siglos!)

Además de ser los siniestros más comunes, en algunas ocasiones también han resultado ser de los más complejos a la hora de resolver, puesto que de las humedades se conoce dónde salen, pero no siempre es sencillo conocer su origen. Juntas mal selladas, tuberías de materiales obsoletos (pej: Uralita), tuberías que rebientan, arquetas atascadas, atascos por usar los desagües como un cubo de basura, bañeras que se pican o grifos que se dejan abiertos… son unas cuantas de las respuestas que nos hemos encontrado en los años que llevamos administrando comunidades,… y creemos que esta lista todavía está abierta a más elementos que conoceremos en adelante. Podríamos contaros anécdotas sobre humedades en las que todo parece indicar que el problema viene de un lugar, pero acaba siendo un resultado completamente distinto al esperado.

A continuación, os damos una serie de recomendaciones a la hora de realizar mantenimientos a nuestros elementos privativos y comunes, con la finalidad de evitar que la dejadez pueda causar daños en nuestra vivienda o en la de nuestros vecinos.

-El mal estado de las conducciones de agua, tanto las destinadas a las aguas limpias, como a los desagües, los descuidos y la manipulación incorrecta son causas de constantes averías que resultan muy molestas y costosas. Si la instalación es muy antigua y es motivo de permanentes problemas, se recomienda cambiarla por una buena instalación con material moderno. No olvidar las bajantes generales y desagües provenientes de tejados y azoteas.

-Para la limpieza, no utilizar abrasivos que puedan dañar las tuberías.

-Para un eficaz mantenimiento, dejar correr el agua, mejor caliente, durante un rato una vez por semana.

-Desatascar los desagües a los primeros síntomas de obstrucción.

-Ventilar la vivienda a primeras horas de la mañana para evitar problemas de condensación.

-Instalar un filtro en el sumidero del fregadero, para así evitar que los restos de comida puedan obstruir los desagües.

-Revisar periódicamente las juntas del alicatado del cuarto de baño. Si no son estancas, aplique silicona. Así se evitarán humedades.

-No dejar que la cisterna pierda agua y cuidar que el nivel de ésta no suba hasta el rebosadero. Sustituir las juntas o la válvula del flotador si fuese necesario.

-Limpiar periódicamente el bote sinfónico.

-Fijar correctamente los sanitarios al suelo o paredes ya que el movimiento de los mismos puede producir desajustes que son causa de fugas e incluso de rotura de latiguillos.

-Si un grifo gotea, aunque sea muy poco, arreglarlo inmediatamente, ya que puede derivar en una avería más importante. No deje nunca los grifos abiertos sin estar presente.

-Si hay un corte de agua, asegurese de que todos los grifos están cerrados.

-Cerrar siempre la llave de paso del agua cuando vayamos a ausentarnos de casa durante un periodo más o menos largo.

-Cerrar la llave de paso siempre que detecte una avería.

-Repasar periódicamente las juntas de instalación de la lavadora y del lavavajillas, así como sus desagües, limpiar los filtros y cambiar las gomas de abastecimientos correspondientes.

-No dejar en funcionamiento la lavadora o lavavajillas estando ausente de casa o mientras duerme.

-Proteger con filtros los sumideros del lavabo y bañera. No utilizar el inodoro como cubo de basuras, depositando en él los restos de comida, cartones, colillas…

-Últimamente se ha extendido el uso de toallitas húmedas en lugar del papel de wc, y aunque en las publicidades se afirma que son biodegradables, no quiere decir que se deshagan en los desagües, sino todo lo contrario, tardan mucho tiempo en deshacerse y al mezclarse con jabones, pelo o basura pueden ser origen de la mayoría de los atascos. Por lo tanto, no es conveniente tirar este tipo de toallitas por el inodoro.

-No vaciar la instalación de la calefacción, aunque permanezca fuera de servicio, salvo para efectuar reparaciones.

-No olvidar vaciar de aire (purgar) los radiadores antes de encender la calefacción, tras un periodo de inactividad.

-Antes de irnos de vacaciones, cerrar la llave de paso general. Vaciar todas las conducciones y cerrar todos los grifos. No olvidar dejar una llave de la vivienda a una persona de confianza por si hubiera necesidad de acudir rápidamente por causa de avería propia o de terceros que nos afecte. Proceda igualmente en la segunda vivienda de fin de semana, con especial atención a las llaves de paso generales de jardines, piscinas, depósito de agua y riego…
-En zonas frías es recomendable, especialmente por las noches, vaciar las tuberías y mangueras y cerrar la llave general de paso para evitar que el agua contenida en ellas se congele.

Si necesita algún presupuesto de Seguro Multirriesgo o Responsabilidad Civil para su comunidad de vecinos, puede contactarnos en el 976 204999 o escribir un mail por nuestra página de contacto