El Tribunal Supremo obliga a BBVA y Cajamar a retirar las Clausulas suelo de sus hipotecas

Publicado el 13 de Jun de 2013 en las categorias de: Noticias, Venta | No hay comentarios »

clausula suelo

Tras la √ļltima aclaraci√≥n del Tribunal Supremo la noticia del d√≠a es la decisi√≥n del Banco Bilbao Vizcaya y Cajamar de retirar todas las clausulas suelo de sus hipotecas (sin devolver el dinero cobrado de m√°s por aplicarlas anteriormente), en vista de que la Sentencia del Supremo podr√≠a llevarles a numerosos juicios de reclamaci√≥n que previsiblemente terminar√≠an conden√°ndolos. Se desconoce si el resto de entidades que aplic√≥ clausulas suelo en sus hipotecas se plantean imitar esta medida, pero podr√≠a ser una buena medida de imagen para una Banca que actualmente no goza de mucha simpat√≠a en la poblaci√≥n espa√Īola.

El Tribunal Supremo aclar√≥ ayer su sentencia del 9 de mayo sobre la legitimidad de las cl√°usulas suelo en las hipotecas matizando que ser√°n nulas todas las que no sean absolutamente transparentes, informan todos los diarios. Aunque el Supremo considera ‚Äúl√≠cito‚ÄĚ el concepto en s√≠, exige un nivel de transparencia e informaci√≥n al firmante que, en la pr√°ctica, deja sin efecto buena parte de las cl√°usulas en vigor. BBVA o Cajamar anunciaron ayer que dejar√°n de aplicar las cl√°usulas suelo de toda su cartera hipotecaria, con efecto desde el 9 de mayo. La aclaraci√≥n del Supremo responde directamente a una cuesti√≥n presentada por BBVA, Cajamar y Novagalicia -cuyos servicios jur√≠dicos segu√≠an estudiando el auto anoche- para concretar en qu√© supuestos deben anularse las cl√°usulas suelo seg√ļn la sentencia.
Algunos juristas consideran que la decisi√≥n es m√°s reputacional que por imposici√≥n legal. El resto del sector valora si seguir sus pasos y extinguir las cl√°usulas suelo del panorama hipotecario. En la citada sentencia, el Supremo defin√≠a como causa de nulidad seis supuestos. Uno, que la hipoteca tuviera ‚Äúapariencia de un contrato de pr√©stamo a inter√©s variable‚ÄĚ cuando el cliente no siempre se beneficia de una rebaja del precio del dinero. Dos, ‚Äúla falta de informaci√≥n suficiente de que se trata de un elemento definitorio‚ÄĚ del contrato. Tres, ‚Äúla apariencia de que el suelo tiene como contraprestaci√≥n inescindible la fijaci√≥n de un techo‚ÄĚ. Cuatro, ‚Äúsu ubicaci√≥n entre una abrumadora cantidad de datos entre los que quedan enmascaradas y que diluyen la atenci√≥n del consumidor en el caso de las utilizadas por el BBVA‚ÄĚ. Cinco, ‚Äúla ausencia de
simulaciones de escenarios diversos‚ÄĚ que reflejen c√≥mo afectan al cliente diferentes comportamientos del eur√≠bor. Y seis, la ‚Äúinexistencia de advertencia previa clara y comprensible sobre el coste comparativo con otros productos de la propia entidad‚ÄĚ. Las entidades se√Īaladas hab√≠an cuestionado al alto tribunal sobre si hac√≠a falta que se diesen a la vez todas estas
condiciones para anular una cl√°usula suelo, a lo que el Supremo contest√≥ ayer que ‚Äúno es preciso que concurran de forma simult√°nea todas las circunstancias‚ÄĚ. En la pr√°ctica, eso supone que encontrar uno solo de los abusos rese√Īados en la hipoteca dar√≠a fundamento al cliente para recurrir su nulidad. El auto, en todo caso, hace hincapi√© en que la clave de la validez de la cl√°usula radica en que el cliente est√© perfectamente informado. Con todo, el Supremo tambi√©n aclara que ‚Äúlas cl√°usulas suelo pueden ser nulas aunque el consumidor se hubiera visto beneficiado durante un tiempo por las bajadas del √≠ndice de referencia‚ÄĚ. Finalmente, el auto recuerda que la sentencia no tiene efectos retroactivos por lo que las entidades no estar√°n obligadas a devolver el dinero a los clientes que, en base a una cl√°usula abiertamente abusiva, no pudieran beneficiarse de las rebajas del precio del dinero en el pasado. En todo caso, las cl√°usulas abusivas no ser√°n de aplicaci√≥n desde el 9 de mayo de este a√Īo, que es cuando el Supremo dict√≥ la sentencia, y la fecha que BBVA o Cajamar han tomado de referencia para anularlas de sus contratos.
M√°s all√° de la transformaci√≥n del modelo hipotecario espa√Īol que pueda derivarse de la sentencia del Tribunal Supremo, por las exigentes garant√≠as de transparencia que impone sobre las cl√°usulas suelo hipotecarias para considerarlas v√°lidas, la anulaci√≥n generalizada de esta cl√°usula en algunas entidades promete derivar en un importante impacto econ√≥mico para ellas. En el caso de BBVA, de casi medio mill√≥n de hipotecas. ‚ÄúSe estima que con la actual cotizaci√≥n del √≠ndice de referencia mayoritariamente utilizado en esos contratos, eur√≠bor a un a√Īo, la aplicaci√≥n de esta medida a la cartera hipotecaria afectada por la sentencia producir√° una reducci√≥n del beneficio neto despu√©s de impuestos en el mes de junio (primer mes completo en el que se aplicar√°) de 35 millones de euros‚ÄĚ, estimaba ayer BBVA en el comunicado remitido a la CNMV. Un golpe que, si se extrapola a 12 meses, arroja un coste de 420 millones de euros anuales, si bien, como aclara la entidad, ‚Äúen me
ses sucesivos el impacto depender√° de la evoluci√≥n del eur√≠bor a un a√Īo‚ÄĚ. Despu√©s de todo, el √≠ndice se encuentra estos d√≠as en niveles cercanos a su m√≠nimo hist√≥rico (ayer en 0,504%).
(Cinco Días. Primera página. Página 21. 5 columnas)