El G-14 necesita que se recupere el empleo

Publicado el 10 de Ene de 2011 en las categorias de: Noticias, Opinion | 1 Comentario »

Parece ser que la Agrupación de las promotoras más grandes en España se han dado cuenta de que si la gente no tiene empleo, no puede comprar viviendas. También deben haberse dado cuenta de que si la desgravación se limita a rentas inferiores a los 24.000 euros anuales, se está perjudicando la venta de precios mucho más altos de lo que antes se podían permitir los españoles.

No sería justo culpar por completo a las propias promotoras inmobiliarias, pero sí sería recomendable que dichas empresas comenzaran a buscar un nuevo nicho de mercado, donde normalizar la economía española, hasta hace pocos años basada y canonizada en torno al ladrillo y a la venta de viviendas. Un mercado mucho más normalizado apostaría por una construcción más ordenada y daría paso al mercado del alquiler en mayor medida.

A continuación podéis leer la noticia original de Real Estate Press:

«En 2011 serán incluso más necesarias si cabe, ya que la falta de estímulos fiscales hace prever un peor comportamiento relativo en las ventas de viviendas», indica el G-14 en relación al fin de la desgravación por compra de un piso para rentas superiores a 24.000 euros.

El grupo ve además necesario implementar políticas «encaminadas a reactivar todos los ámbitos del sector de la construcción, que encadena ya tres años de ajuste».

Para las inmobiliarias, no sólo es preciso impulsar los subsectores de la rehabilitación de viviendas y edificios, y la vivienda protegida (VPO), «sino todos los ámbitos del sector» y especialmente en aquellas zonas donde ya se ha producido un importante ajuste de la oferta e incluso comienza a detectarse déficits».

«De esta forma, no sólo se contribuirá a reactivar el sector de la construcción, sino el crecimiento y la generación de empleo de la economía en general», según indica el colectivo en una nota de coyuntura que recoge Europa Press.

La venta de viviendas cayó un 48,3 por ciento en el tercer trimestre de 2010 respecto a los tres meses precedentes, cuando aumentó un 43 por ciento, según la estadística de transacciones inmobiliarias del Ministerio de Fomento, que indica que entre los pasados meses de julio y septiembre se vendieron en España 79.233 pisos.

En tasa interanual, representa una caída del 26,3 por ciento, el mayor descenso desde el segundo trimestre de 2009. En cuanto a los últimos doce meses (cuarto trimestre de 2009-tercer trimestre de 2010) se vendieron 471.200 viviendas, lo que supone un incremento del 2,9 por ciento sobre los doce meses anteriores, según Fomento