Calle Cereros: Calles de Zaragoza
21 enero 2011

Normalmente, se suele confundir con la calle Mariano Cerezo, por su parecido fonético y por su cercanía entre ambas calles. La calle Cereros es la continuación natural de la calle San Blas hasta el Paseo María Agustín, una calle mucho más ancha y con paso de vehículos que la mayoría de las calles del Casco. Los edificios que allí se encuentran no tienen demasiados años, en comparación con los del Casco Histórico. La calle Cereros nace en la Plaza de Santo Domingo, que ha sido recientemente rehabilitada, y a lo largo de todo su recorrido recibe calles a modo de afluentes, como las calle Gabriel Sánchez o Calatorao. A mitad de camino, se cruza con la Calle Santa Inés, de gran valor comercial.
El origen del nombre de la calle, al igual que la calle Aguadores, hace referencia al gremio de Cereros, trabajadores de todos los productos derivados de la cera, tales como velas. Por entonces, la falta de luz eléctrica hacía necesario que para iluminarse sea necesario usar quinqués o velas.

Si tiene un piso o local comercial en venta o alquiler en el entorno de la Calle Cereros, póngase en contacto con nosotros y le ayudaremos a obtener el mejor precio por su propiedad.