Cómo evaluar la solvencia de un inquilino para alquilar un piso en Zaragoza.
19 febrero 2024

Si conocer la solvencia de un inquilino ha sido siempre necesario, ahora mismo es una de las cosas más esenciales que se deben hacer antes de alquilar una vivienda. Desde Fincas Torrenueva recomendamos un estudio de solvencia que nos garantice que la persona que va a alquilar nuestro piso en Zaragoza no vaya a tener problemas en pagar el alquiler durante al menos, gran parte de la vigencia del contrato. Vamos a analizar algunos aspectos que deben tenerse en cuenta.

Nómina/Ingresos: Obviamente, una persona que vaya a alquilar nuestro piso, debe tener ingresos suficientes como para poder pagar el alquiler holgadamente. Qué cantidad se entiende que tiene que ganar al mes? Pues al menos tres veces el coste del alquiler. Este requisito es el que piden los seguros de alquiler y el que razonablemente nos permite pensar que el candidato a alquilar el piso no tendrá problemas de inicio para vivir con normalidad y pagar la renta. Deben ser ingresos demostrables, es decir, que si el posible inquilino/a dice que cobra alguna cantidad extra en mano, en principio no deberíamos de tener en cuenta esa cantidad para el cálculo del dinero que ingresa, puesto que no tenemos prueba ninguna de que ese dinero existe o de que si existe, sea de la cantidad que nos dice.

Contrato Trabajo: Además de los ingresos demostrables, también es muy importante tener una copia del contrato de trabajo. De esta manera podemos ver si es una persona estable en el trabajo y que de quedarse en el paro, al menos tiene algún tipo de cobro por desempleo que le permita seguir con su vida hasta que encuentre un nuevo empleo.

Vida laboral: En algunos casos, el contrato de trabajo es muy reciente (a veces incluso del mismo mes en el que se quiere alquilar el piso) y eso nos hace rechazar a inquilinos que podrían ser solventes. En esos casos, si el candidato nos dice que va firmando contratos de corta duración desde hace mucho tiempo, la manera que tenemos de asegurarnos es pedir la vida laboral. Esto nos da bastante información sobre lo estable que es su economía y de si es cierto lo que nos dice de su trabajo.

Avalista personal: Si no lo terminamos de ver claro, pero pensamos que esta persona puede ser un buen inquilino, el único remedio que tenemos es solicitar un avalista personal (generalmente un familiar cercano) que avale a este candidato en el contrato de arrendamiento. Este tipo de avalista nos deberá de aportar también algún tipo de documentación de ingresos (nóminas, pensión,…) Para que esa garantía que nos falta del primer candidato nos la pueda dar el avalista (que si no tiene ingresos, tampoco podrá responder en caso de impago del primero).

Finalmente, y como recomendación nuestra, nunca te salgas de tu esquema. Cualquier persona que se salga de lo que pides, es en tu propio perjuicio y suele ser señal de un problema que aflorará tarde o temprano.

Si necesita contratar un seguro de impagos, redactar un contrato que le de las suficientes garantías o que examinemos la solvencia de sus candidatos a inquilino, llámenos al 976204999 o escriba a oficina@fincastorrenueva.com y le atenderemos en lo que necesite.