Por qué la inversión en inmuebles es buena para vencer la inflación?
7 julio 2023

La inflación es un fenómeno económico que afecta el poder adquisitivo de la moneda y, por ende, de los ingresos y ahorros de las personas. Este fenómeno implica que al subir el precio de los bienes que compramos, cada vez podemos adquirir menos bienes con el mismo sueldo. Cuando los precios de los bienes y servicios aumentan, el valor del dinero disminuye y se necesita más dinero para comprar los mismos productos. Esto puede tener un efecto negativo en el patrimonio de las personas si no se toman medidas adecuadas para protegerlo.

Una de las formas más comunes y tradicionales de proteger el patrimonio de los efectos de la inflación es invertir en inmuebles. Los bienes inmobiliarios son activos tangibles, es decir, propiedades físicas como terrenos, edificios y viviendas, que tienen un valor intrínseco. A diferencia de otros activos financieros como las acciones, los bonos y los fondos mutuos, los bienes raíces no están sujetos a las mismas fluctuaciones del mercado financiero. Aunque el mercado inmobiliario también se ve afectado por ciertas fluctuaciones, en ningún caso son tan grandes como en la bolsa u otros mercados financieros.

A continuación, se presentan algunas razones por las cuales invertir en inmuebles puede ser una buena elección para evitar la pérdida patrimonial que causa la inflación:

Las viviendas o locales son una inversión tangible: A diferencia de otros activos financieros, los bienes raíces son tangibles, lo que significa que tienen un valor intrínseco. Un edificio o una casa, por ejemplo, pueden ser alquilados o vendidos, lo que genera ingresos y ganancias para el inversor.

Los bienes raíces son una inversión a largo plazo: Aunque los inmuebles no son una inversión líquida, pueden ser una inversión a largo plazo muy rentable. La mayoría de los bienes raíces se aprecian con el tiempo, lo que significa que su valor aumenta con el tiempo. El paso del tiempo favorece que las fluctuaciones que puedan existir en el mercado se vean asimilados por las subidas de precios en el valor de nuestros inmuebles.

Los bienes inmuebles pueden generar ingresos estables: La inversión en bienes raíces puede generar ingresos estables a través del alquiler o la renta de la propiedad. Esto puede proporcionar un flujo constante de ingresos a largo plazo y proteger contra la inflación.

Los inmuebles pueden ser una inversión diversificada: Invertir en bienes raíces puede ser una forma de diversificar una cartera de inversión. Al poseer una variedad de propiedades, los inversores pueden reducir el riesgo de pérdida de valor debido a la inflación en una sola propiedad.